7 palabras que usamos a diario y provienen del mundo del caballo

generic-brown-horse
Nuestros caballos son fuente de una serie de palabras y expresiones que usamos casi a diario | Fuente: Paulick Report

Aunque hoy en día la hípica o el turf sean simplemente deportes, no podemos obviar la importancia que el caballo ha tenido en la historia de la humanidad. Debido a ello, hemos adoptado palabras o expresiones del mundo del caballo en nuestro vocabulario habitual. Repasemos alguna de ellas.

“Derby”

800px-1901_Derby
Edición de 1901 del Derby de Epsom, ganada por “Volodyovvski” | Fuente: Sidney Paget

Hoy en día, un derby es un encuentro deportivo entre dos equipos locales o de gran rivalidad. Sin embargo, su origen está en las carreras. El término derby hace referencia a una carrera reservada para los 3 años, donde se consagra el mejor macho sobre la distancia. 

¿Por qué se llama derby esta carrera? El nombre se lo debemos a Edward Smith-Stanley, duodécimo conde de Derby, quien organizó y ganó la primera edición. El derby más antiguo (y,  por ende, el originario) no es el “Madrid-Barça”, sino es el Derby de Epsom, que se corre desde 1780.

 

“Pole position”

La “pole position” o, simplemente, “pole” (y pronunciada tal cual en castellano) es la posición más deseada en cualquier carrera de coches o motos. El término también nació en un hipódromo y hace referencia al cajón más interior; el que está, precisamente, pegado a los palos.

Curiosamente, en el mundo de las carreras, este cajón no lo obtiene el caballo con mejores marcas, sino que se otorga por sorteo.

 

“Paddock”

IMG_2324
Imagen del paddock del Hipódromo de la Zarzuela antes de una carrera | Fuente: FotoHipodromoZarzuela

Seguimos con otra expresión automovilística que nació en nuestro mundillo. El paddock, además, puede referirse a dos lugares.

Por un lado (y, probablemente, la referencia en el mundo de los coches viene de aquí) el paddock es una zona vallada, normalmente de forma ovalada, donde los caballos de carreras pasean antes de entrar a pista. Los apostantes se aglomeran en el paddock para ver el estado de cada ejemplar y decidir por cuál apuestan.

Por paddock también puede entenderse a los prados vallados de las hípicas o centros ecuestres, donde pueden soltarse a los caballos.

 

“Mustang”

Captura de pantalla 2018-08-29 a las 19.08.52.png
Semental mustang | Fuente: ThinkStock

Ford bautizó a su coche más icónico en honor a una raza de caballos salvaje, los mustangs. Hijos de nuestros caballos ibéricos, los mustang son hoy en día un símbolo de Estados Unidos.

Sin embargo, no hace muchas décadas, estos caballos salvajes se encontraban en peligro de extinción. Gracias a la labor de muchos activistas, los mustangs pueden seguir galopando hoy libres. Aunque no está claro el origen del nombre del coche, muchos defienden que, precisamente, se puso en honor a estos caballos.

Bonus track: el mustang ha sido llevado al cine en múltiples ocasiones. “Océanos de Fuego” o “Spirit” son dos buenos ejemplos.

 

“Picadero”

Nos alargamos los estribos ahora para pasarnos a la hípica. Hoy en día, la acepción más popular de picadero es la de un lugar que pueda ser usado para mantener relaciones sexuales sin muchas interrupciones de terceros (ejemplo, el descampado del barrio suele ser el picadero por antonomasia de los adolescentes).

Pero un picadero también es un lugar donde ir a montar… a caballo. Picadero, así, puede usarse como sinónimo de hípica o centro ecuestre. Si bien es cierto que, por picadero, suele asociarse a un complejo hípico más sencillo y humilde.

La relación entre ambas acepciones parece deberse a que, en el pasado, los establos se usaban como lugar de encuentro amoroso.

 

“Perder los estribos”

No-stirrups-web-800x576
Jinete que “ha perdido los estribos” | Fuente: Amy K. Dragoo

Expresión que, popularmente, significa perder los nervios. Evidentemente su origen se encuentra en la equitación, ya que se refiere a la situación en la que un jinete debe montar desestribado.

Montar sin estribos, por cierto, es una magnífica manera de mejorar la postura y el equilibrio encima del caballo y, muy especialmente, de acabar con unas agujetas…de caballo.

Esta expresión ha ido perdiendo palabras pues, como recoge Gonzalo Correas, en el siglo XVII la frase correcta era “perder los estribos de paciencia”.

 

“Dar rienda suelta”

dressage-long-rein
Al acabar cualquier reprise, los jinetes de doma clásica deben salir de la pista con las riendas largas | Fuente: FEI

Normalmente acompañado por un sustantivo, “dar rienda suelta” significa que dejamos paso, casi sin control, a un sentimiento. Podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación (cuando soñamos que podemos comprar un Ford Mustang) o a nuestra pasión (si buscamos un picadero al que ir acompañados) e, incluso, a nuestra indignación (tras perder los estribos).

La expresión también proviene de la hípica. Al soltar rienda, dejamos que el caballo actúe libremente. Precisamente por ello, en algunas disciplinas se incluyen ejercicios con riendas sueltas (llamadas “riendas largas” en doma clásica), para demostrar el adiestramiento que ha recibido el caballo.

En doma clásica, por ejemplo, las reprises (pruebas) suelen incluir un ejercicio con riendas largas.  El reining (prueba de doma western) por su parte, se ejecuta con riendas largas.

2 Replies to “7 palabras que usamos a diario y provienen del mundo del caballo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s