Frank Hayes, el único jockey que ganó una carrera desde el más allá

Frank Hayes (1901-1923), un inmigrante irlandés en Brooklyn, quería convertirse en jockey y dedicó toda su vida a hacer realidad su sueño. Lo que el joven europeo no sabía es que conseguiría hacer historia en los hipódromos…pero tras fallecer. En 1923, Hayes inscribió su nombre en el libro Guinness de los récords al convertirse en el primer (y, de momento, único jockey) en ganar una carrera sin vida.

“Northern Dancer”, el jefe de raza canadiense (I): el pequeño guerrero

Ni Bryan Adams, ni Justin Bieber, ni Leonard Cohen. Ni, tan siquiera, Justin Trudeau. El canadiense más influyente en el mundo es el pequeño “Northern Dancer”. Este hijo de “Neartic” pasó de no encontrar comprador como yearling a reinar el universo del PSI. En esta primera entrega viajaremos a los años 60 y conoceremos a “Northern Dancer” en su etapa como corredor.

“Free Eagle”, el ave de presa

El hijo de “High Chaparral” está siendo una de las más agradables sorpresas en las listas de sires europeos. Pese a tener tan sólo dos potradas en pista, ya ha dejado su impronta en el Derby de Epsom (a través de “Khalifa Sat”) y puede presumir de haber engendrado ganadores en 9 países distintos.

La triste historia de “Exceller”, el caballo laureado en los hipódromos que acabó en el matadero

La vida de "Exceller" ("Vaguely Noble" y "Too Bold", por "Bald Eagle") no fue fácil. Pese a sus victorias en Francia, Reino Unido, Canadá y Estados Unidos, su calidad siempre fue cuestionada. Una descendencia con una calidad inferior a la esperada y una serie de malas decisiones tomadas por sus propietarios, pusieron fin a la vida de "Exceller" en un matadero.