Frank Hayes, el único jockey que ganó una carrera desde el más allá

Frank Hayes (1901-1923), un inmigrante irlandés en Brooklyn, quería convertirse en jockey y dedicó toda su vida a hacer realidad su sueño. Lo que el joven europeo no sabía es que conseguiría hacer historia en los hipódromos…pero tras fallecer. En 1923, Hayes inscribió su nombre en el libro Guinness de los récords al convertirse en el primer (y, de momento, único jockey) en ganar una carrera sin vida.

La triste historia de “Exceller”, el caballo laureado en los hipódromos que acabó en el matadero

La vida de "Exceller" ("Vaguely Noble" y "Too Bold", por "Bald Eagle") no fue fácil. Pese a sus victorias en Francia, Reino Unido, Canadá y Estados Unidos, su calidad siempre fue cuestionada. Una descendencia con una calidad inferior a la esperada y una serie de malas decisiones tomadas por sus propietarios, pusieron fin a la vida de "Exceller" en un matadero.